Muchas veces tienes que vivir lo que no quieres para saber lo que quieres.

Después de tres meses…he vuelto y de qué manera! Estoy curada!

La última vez que escribí fue para liberarme y gritar a los cuatro vientos que tenía una enfermedad neuromuscular. Una distonia. Me hice responsable de ella puesto que yo solita me fui apagando y desconectando de mí misma a través de mi mente. ¿Cómo? Dejando que ella me hablase y controlara cada uno de mis pensamientos y precisamente a última hora no eran muy bonitos. No es que estuviese loca. Es que el poder de la mente es tan grande que o la frenas o te pierdes. Todo está en tu cabeza.

Estaba metida dentro del mundo de la competición por un puesto de trabajo estable. Mi subconsciente nunca quiso eso para mí y yo no supe hacerlo mejor, ya que vivía creyendo que esa iba a ser la cumbre de la felicidad, y no. Me equivoqué y me perdoné. Perdónate tú también. Es la clave para que todo venga y se vaya.

He vuelto ,… gracias …..y esta vez es para quedarme….

IMG_2697

Lo fuerte es que la semana que escribí el último PoSt fue cuando comencé a mejorar hasta día de hoy que no puedo estar mejor. Lo cual me hace pensar que fue esa liberación y aceptación total a lo que en ese momento yo era y estaba pasando lo que hizo que todo se alineara. Parecerá coña para algunos pero es tan importante esa rendición a lo que es…. Estuviese doblada o no tenía muy claro que quién me quisiera tendría que aceptarme con ello. Doblada. Con lo que había, porque yo ya hacía tiempo que había comenzado a querer y cuidar a esa nueva Carol.

Y ahí no queda la cosa…. Ahora estaría recién operada. Una operación de mínimo ocho horas para abrirme la cabeza y colocarme unos electrodos que hiciesen funcionar mi parte izquierda del cuerpo. La parte que decidió bloquearse durante dos años exactamente. No había manera de ponerme recta… tan sólo en dos ocasiones y duró poco. Qué mal se pasa…pero todo lo que he aprendido no lo cambio….

Es cierto que a veces o casi siempre tienes que pasar por lo que no quieres para saber lo que quieres. Es en los momentos en los que la vida te da un palazo cuando hay que sacar la lectura de todo lo que nos está diciendo y que aún quedándote peor o mejor, siendo más o menos grave, siempre siempre lo mejor está por llegar. No me cabe duda. Eso sí, no es fácil. Debes querer cambiar muchas cosas y sobre todo sobre todo dejar de mirar a tu alrededor para empezar a ver que la creadora de tu película es producto del guión que tú te cuentas. Ten por seguro que todo lo que te vaya mal es por ti, no por el de al lado. Hazte responsable e intenta sacar lo bueno de todo aunque haya días que llores a mares. Prueba a permanecer quieto, en silencio… verás que encuentras muchas respuestas. La clave está ahí. En el silencio. En estar contigo. Yo no tuve mas cojones que pararme sí o sí. Dejar de ser independiente para pasar a ser una persona dependiente de la noche a la mañana. Y nunca hubo un por qué. Me llevaban a todos los sitios a los que podía estar medianamente cómoda porque con esa enfermedad es muy difícil estarlo. La postura es horrible y los músculos tiran de ti. Y siempre de puerta en puerta. Eso sí, salía. En casa lamentándome tenía claro que no iba a quedarme. Esto me enseñó a entender que la vida me había dado esto y no lo otro para algo. Me costó descifrarlo y todavía a día de hoy tengo claro que nunca hay que dejar de entrenar a la mente tanto o más que el cuerpo.

Sola y acompañada. Mi madre me daba el aliento cuando me faltaba aire para seguir. Pero todo lo malo que nos pasa es para crecer muy mucho. Algo había estado haciendo mal y era precisamente no vivir. Estar dormida y obsesionada con que la felicidad siempre estaría en un futuro que no existe. Cuando todo es más sencillo. Vivir hoy. Ahora. Ya.

Dos años intensos para aprender a amarme de verdad, a ser más auténtica si cabe y a amar a todas las personas y cosas.

Soy una puta afortunada. Lo digo tal y como me nace. He salido de una muy gorda con los ojos bien abiertos y el corazón en llamas. Me he enamorado de la vida…aunque tuve que pasar por una enfermedad para darme cuenta. Gracias. Ahora soy lo que Carol ha venido a ser a este mundo…. ayudar a otros a través del yoga como el yoga lo ha hecho conmigo. Cuando tenga un poco más de agallas os colgaré una fotito de la que fue mi enfermedad y el después.

Por favor no os lamentéis y cambiar lo que queráis cambiar. Si vibras en la queja siempre obtendrás migajas y somos merecedores de mucho.

Ahora vuelvo a caminar sola…. GRACIAS

IMG_2723

Carol

Anuncios

2 comentarios en “Muchas veces tienes que vivir lo que no quieres para saber lo que quieres.

  1. Hola Carol!!!!
    No sabes como me alegro de que hayas mejorado gracias a tu tesón y toma de conciencia con respecto a lo que esa situación te estaba intentando comunicar. Sobre todo desde TU responsabilidad, ya que, como además dices, en el caso de una enfermedad no debemos de dejar que todo el proceso para su curación recaiga en las manos de los médicos, cuidadores y familiares, porque desde esa posición de víctima no se afronta la situación de forma responsable.
    Enhorabuena de nuevo y muchas gracias por compartir ese trozo de vida con nosotros.
    Un beso
    PACO

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias Paco. Así ha sido, un largo proceso de aprendizaje y toma de conciencia. La vida siempre está con nosotros, sólo hay que querer escuchar lo que nos está intentando decir con cada situación que nos plantea. Un abrazo y gracias por formar parte de esta etapa dura pero bonita etapa.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s